trabajadores

EXCLUSIVO: GIAT y BAT, 16 largos años de entuertos judiciales y un abandono que ya es derrumbe 

El concurso preventivo que comenzó en Mayo de 2005, aún no termina. El expediente continúa con acusaciones, contestaciones y una pérdida de tiempo judicial que sumerge aún más el edificio que supo tener una de las mejores producciones de Sudamérica. Máquinas importadas de China y España duermen en el gigante dormido que ofrece una pelea tan en solitario que -de forma muy humillante- es devorado por palomas, ratones y pastos altos. Esta última situación -cortar el pasto- fue discutida en dos instancias, y ¡con apelación incluida!, sólo una muestra de la desidia judicial. ¿Por qué el Juez Bertola no declara la quiebra?
Especiales 25 de marzo de 2021 Federico Tártara