COMUNIDAD NEP banner

"Que un ingeniero agrónomo pueda decidir la intoxicación o no de un chico en un aula me parece un disparate"

Ambiente 22 de febrero de 2019 Por
A horas de presentar su libro "Agro Tóxico" en Trenque Lauquen, el periodista Patricio Eleisegui dialogó con DiarioNep. Con convocatoria de los Vecinos Autoconvocados por el Control de Agrotóxicos, el trabajo editado por la editorial Sudestada será presentado este sábado 23 a las 19 en la Biblioteca Pública Rivadavia con entrada libre y gratuita.
Eleisegui

NEP:¿Cuál es tu expectativa de cara a esta visita a Trenque Lauquen? 

Patricio Eleisegui: la idea es tratar de exponer lo que ya venia mostrando en otros trabajos, tratar de sacar a la luz más información científica, poner en detalle lo que ha sido en estos años la manipulación genética. Realmente es eso, divulgar lo que es la evolución del modelo agro-industrial en los últimos 20 años, al menos. Y, al mismo tiempo, poner foco en la perspectiva: ¿hacia dónde se está yendo? ¿cuál es la tendencia que están llevando adelante las compañías y que relación tienen con el Estado? Creo, que va más allá acerca del gobierno de turno, sino que hay una dirección de biotecnología que está asumida y hacia ahí se va orientando el modelo. 

N: ¿Cada año se acrecienta más esta modelo? 

P: Sí, lo que fue en la etapa del kirchnerismo hubo un impulso muy grande, fue la consolidación -que arrancó con el menemismo- y lo que se ha logrado es una profundización con políticas directamente digitadas: promoción de transgénicos, uso irrestricto de agrotóxicos, fumigación casi sin límites, y no hay ningún tipo de difusión sobre la toxicidad de los productos. Todo esto, se ha intensificado y consolidado, y se va a volver un poco más grave con el tiempo. 

N: Durante este año salieron varios informes científicos de la universidades (Luján, UNLP) acerca de la contaminación por glifosato. Sin embargo, no tienen gran repercusión. ¿A qué crees que se debe? 

P: El año pasado estuve cuando hubo una presentación conjunta de los ministerios de Ciencia, Medio Ambiente, Agro-industria y Salud, donde los funcionarios dejaron en claro los lineamientos de sus políticas y como ellos iban a promover esto que, luego, terminó avalando la Provincia aunque ahora fue para atrás: el limite cero en las fumigaciones.

En esa presentación hice una pregunta al panel teniendo en cuenta los estudios que se hacen en Argentina y la gran evidencia científica que hay, sobre todo de la  UNLP (Universidad Nacional de La Plata), que es la que más ha investigado encabezado por el equipo del doctor Damián Marino. Ellos han comprobado toxicidad en determinados pueblos, en la cuenca del Paraná detectaron que está contaminada con glifosato e insecticida, y también la presencia de glifosato que no degrada en los suelos. Entonces les pregunte (a los funcionarios) como no podían tomar en cuenta eso para definir un documento como el que presentaron, porque era un documento que rompía con todos los límites en cuanto a las ordenanzas vigentes, y la respuesta me la dio un directivo del SENASA -o sea ni siquiera respondió el panel- diciendo que ellos tomaban en cuenta otra ciencia.

En concreto, me dio a entender este vocero, que para ellos la ciencia argentina era como una ciencia de segunda. Que tomaban en cuenta las pruebas que las empresas aportaban, sobre todo de los organismos en Estados Unidos que están muy coptados por las compañías. Y en muchos casos, ni siquiera estaban al tanto de muchas de las investigaciones que se estaban haciendo a nivel local. O sea, que hay una decisión de Estado de omitir y negar directamente lo que la prueba que se hace acá en el país que son científicos de universidades, del CONICET, que estamos pagando todos también.   

N: Este año hubo dos hechos notorios: por un lado el incipiente crecimiento de la agroecología y por el otro la condena que hubo en Estados Unidos contra Monsanto. ¿Qué pensás de estos casos? 

P: Respecto de la agroecología lo que es valioso es que está evolucionando, y eso que no cuenta con la ayuda del Estado, salvo de algunos municipios. Pero no hay un espaldarazo de lo que es la administración provincial  o nacional. Y se están dando acciones individuales, pero ahora, por ejemplo se conformó Renama, que son los municipios agroecológicos, donde ahí está Guamini. Se está trabajando bastante bien, pero son pasos que podrían tener otra dimensión si hubiese una política de estado que los acompañara.

Claramente cuando uno se reúne con directivos y funcionarios, la propuesta de ellos es promover el modelo tal como está y justamente cuando fue la condena de Dewayne Johnson en Estados Unidos eleve una consulta a Senasa, para  conocer si había algún tipo de indicio, que posición tenían ellos respecto de esto, porque fue muy fuerte. A partir de que ocurrió esto, Brasil, puso en revisión el estado de glifosato: durante un mes no se pudo usar. Y lo que me respondieron era que no tomaban en cuenta la situación judicial, porque se basaban en ciencia, y que no había discusión acerca de la inocuidad del producto. Que sobre otros productos, por ejemplo algunos insecticidas, iban a comenzar a tratar de regularlos para avanzar hacia una prohibición. Pero, en el caso del glifosato, para ellos es un producto que no hace nada a la salud y que se puede usar con total libertad. Les importó un rábano lo que pasaba en Estados Unidos. 

N: La resolución de la gobernadora Vidal acerca de la fumigación al lado de escuelas supera todo límite. ¿Qué esta pasando? 

P: Notaron que había un vacío legal en el cual podían operar y trataron de fijar un marco. Obviamente que les habilitaba al uso irrestricto. Ponían la figura de la regulación - entre comillas- que podía establecer un ingeniero agrónomo, que es una persona que no tiene formación en salud, que no puede opinar de estas cuestiones.

Creer que una persona que te dice que bidón tenés que usar pueda decidir la intoxicación o no de un chico en un aula me parece un disparate. La presión que se fue ejerciendo desde distintos sectores los obligó a ir para atrás, entonces suspendieron por un año la vigencia de la normativa. Y, ahora, van a llamar a una especie de concejo interdisciplinario, y habrá que ver quienes lo integran. Pero Sarquís (Leonardo) se sacó el problema de encima. 

N: Hay un argumento que se utiliza mucho en Trenque Lauquen por parte de las organizaciones del campo y es el de las "buenas practicas agrícolas". ¿Qué opinión tenés?  

P: Son un invento de las empresas. Cuando uno observa como están diseñadas -que serían criterios de uso de algunos plaguicidas- todo está basado en la bibliografía que aportan las empresas que son las que venden estos productos. Creer que Monsanto o Bayer van a cuidar tu seguridad, tu salud, es ingenuo.

Las organizaciones del campo lo que hacen es hacerse eco de lo que baja de las empresas. Y hay que ver, porque mucho de los productores son vendedores de estos insumos, o sea son parte interesada. Tuve varias entrevistas con directivos de Monsanto y jamás alguno de ellos ve habló de la inocudiad del glifosato. Sin embargo cuando hablas con estos personajes funestos de las organizaciones del campo lo primero que hacen es hablarte de la inocuidad. Ya estamos en un nivel de locura tan grande.         

sudestada

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar

Boletín de noticias