VACUNA_728x90_Vida

Niega, niega que algo queda (pero no se hagan ilusiones)

Derechos Humanos 29 de julio de 2021 Por NEP Cooperativo
¿Por qué Ricardo López Murphy dice lo que dice acerca del número de víctimas del genocidio argentino? Un artículo de la Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen.
lopez

¿A qué documentos oficiales supuestamente irrebatibles se refiere López Murphy, si cualquiera sabe que hubo un plan sistemático de desaparición forzada de personas totalmente montado en la más absoluta ilegalidad? 

¿Por qué López Murphy atiende sólo a números de la CONADEP, si los autores del Informe titulado “Nunca Más” comenzaban aclarando que las víctimas de represión ilegal debían ser “muchas más” que las que ellos habían podido acreditar en los albores del retorno a la democracia? 

Si tanto le gustan los documentos a López Murphy, ¿por qué no considera documentos desclasificados del Departamento de Estado norteamericano que (en plena dictadura cívico-militar) estimaba a los desaparecidos en un número de “entre 20.000 y 25.000”? 

Ricardo López Murphy dice lo que dice, y niega lo que niega, porque como varios otros/as dirigentes de Juntos por el Cambio, y algunos/as integrantes de la base social que sustenta sus aspiraciones electorales, está más cerca ideológica y afectivamente de los jerarcas del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional que de sus víctimas (o sea, más cerca de Jorge Rafael Videla que de Laura Carlotto; más cerca de Emilio Eduardo Massera que de Riki Frank; más cerca de Ramón Camps que de Rodolfo Emilio Pettiná; más cerca de Alfredo Astiz que de Olga Arlina Robles; más cerca de Luciano Benjamín Menéndez que de Yoyi Martínez; más cerca de Antonio Domingo Bussi que de “Poroto” Changazzo; más cerca de Leopoldo Fortunato Galtieri que de Alicia Severa Cabrera).  

Allá ellos/as, no se dan cuenta que, para la mayor parte de la comunidad internacional, la búsqueda de Verdad y Justicia emprendida por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y el resto de los Organismos de DDHH, es un ejemplo a seguir y difundir. Afortunadamente, esa lucha está concretando un recambio generacional, lo cual permite aseverar que millones de jóvenes continuarán oponiéndose a las opiniones y actos negacionistas de los López Murphy, los Lopérfidos, y tantos otrxs que miran a los pañuelos blancos con inquina, desprecio y rencor (al contrario que en el resto del mundo, donde ese símbolo de Memoria es reconocido con admiración). 

Te puede interesar