44_Banner-Vacunacioìn_728x90-px

Verde que te quiero Trenque

Géneros 30 de diciembre de 2020 Por NEP Cooperativo
El derecho al aborto es ley a partir de ahora. Con 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención, en la madrugada del miércoles el Senado aprobó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. La sesión que duró 12 horas estuvo acompañada en las inmediaciones del congreso por manifestantes de ambas posiciones. En Trenque Lauquen las agrupaciones feministas realizaron una vigilia en plaza San Martín.
tlverde2020_12

Por Camila Moreno

Fotos: @cle_ta

A las 19 del martes, bajo un sol radiante, las manifestantes comenzaron a llegar. Banderines y globos verdes colgaban de farola a farola y así, la plaza San Martín se teñía de verde, de entusiasmo y ansiedad mientras que en el congreso los senadores llevaban tres horas de un debate que se tornaría histórico.

Sentadas en rondas, con distancia pero juntas escucharon atentas a Maira y Valentina militantes feministas que pusieron su música a disposición de la lucha. “Considero que compartir música y arte es compartir vida acompañar, podemos expresar lo que nos pasa y transmitir nuestras convicciones, la música tiene un poder muy fuerte de expresión y ayer se sintió especial, había algo en el ambiente” reflexionó Maira y dejó en claro lo que muchas sentían, esa sensación de que estaban atravesando un momento único.

tlverde2020_03

En el recinto la senadora por Chubut Nancy González interpeló a sus compañeros: “Desde que rechazamos este proyecto murieron alrededor de 70 mujeres por abortos clandestinos, yo me pregunto y les pregunto ¿quién carga sobre sus hombros las muertes de esas mujeres después de haber tenido la oportunidad de haberles dado un aborto seguro legal y gratuito?”. Por su parte Silvina García Larraburu, perteneciente al grupo de los senadores “indecisos”, afirmó “mi voto es un voto deconstruido. Es un voto positivo” cambiando su posición con respecto al 2018 y así la balanza comenzó a inclinarse hacia la aprobación del proyecto.

Ya de noche por los parlantes se escuchó “todavía no se votó asique no es definitivo, pero el ‘poroteo’ es positivo” e inmediatamente gritos y aplausos inundaron la plaza de la que nadie quería irse. “La cantidad de gente me sorprendió” dijo emocionada una de las organizadoras y agregó: “es una ciudad en la que cuesta que la gente salga, no porque no haya convicciones sino porque cuesta salir a la calle, tenemos que empezar a apropiarnos más de los espacios que para eso están”.

tlverde2020_04

Los senadores llevaban ya más de 10 horas de debate y la lluvia obligó a las manifestantes a resguardarse bajo el Centro Cívico desde donde proyectaron los discursos de los últimos senadores. “¡Nadie quiere el aborto! ¡No lo quiere la ley! La ley protege las desigualdades, y el punto de partida son la clandestinidad y la pobreza” enunció enfático Luis Naidenoff, mientras que entre aplausos y gritos la ansiedad se sentía en el aire. “Faltan dos y se votan” se pasaban la información por lo bajo entre las presentes.   

"Estamos acá porque otras caminaron antes y porque otras van a caminar después. Pienso que no es sólo la revolución de las hijas, esta es la revolución también de nuestras madres, abuelas. El movimiento de mujeres nos interpela a construir en transversalidad" dijo Anabel Sagasti, la última expositora a favor, para la explosión de las presentes que eran un reflejo de su declaración, adolescentes, jóvenes, adultas, madres acompañadas por sus hijxs, era la revolución de todas. 

tlverde2020_18

A las 4:15 de la mañana, luego de muchas horas de vigilia, el espacio semi techado del Centro Cívico tenía de piso una ola toda verde. Agarradas de la mano, escucharon uno a uno la confirmación de los votos de los senadores, cada positivo era acompañado de un grito de felicidad y desahogo. Cuando en la pantalla se vio el 38 a 29, la multitud se fundió en un abrazo, gritos, llantos, alegría y tranquiladas, el aborto es un derecho y a partir de ahora es ley.   

tlverde2020_21

Te puede interesar

Suscribite a nuestro Newsletter