Violencia-de-genero_970x90

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Especiales 25 de noviembre de 2020 Por NEP Cooperativo
Nadie puede estar a la altura de lo que acaba de pasar este 25 de Noviembre de 2020. Es imposible, no hay lugar. No se puede dimensionar. Entre tantas de las cosas que pensé fue que hoy, en este día, me di cuenta que hacia tanto que no lloraba y hoy, después de tanto tiempo, lloré por Diego.
236131w980h1800

Por Federico Tártara

Diego quemó el miedo. Así de simple. Fue su motor durante toda su maldita vida. Diego no tenia miedo. Y eso, rapidamente puede ponerse de relieve, por todo lo que enfrentó en su vida. Desde George Bush, pasando por Blatter, Havelange y toda la FIFA, hasta los últimos tiros contra Mauricio Macri. Toda gente de poder, de mucho poder, que este jugador de fútbol que no conocía de terreno se les plantó. Sin caretas, sin búsqueda extrañas, sin exageraciones, y sin apariencias, se los plantó como si fuese ese pibe de Villa Fiorito, aún, saliendo a correr al potrero ante la mirada de Doña Tota y Don Diego.

-Te quiero mucho Mamá

-Yo también. Anda a descansar, amor. Me hiciste la mamá más feliz del mundo.

-Yo juego para vos, mamá.

Este diálogo se dio en vivo por Radio Rivadavia, mediante la presentación de José María Muñoz, cuando Diego tocó y reventó el cielo con las manos. Porque hay que decirlo claramente: Diego te asaltaba, no te dejaba respirar, te mandaba una emoción tras otra, tras otra, y tras otra. Imparable esa fuerza, esa completitud. El gran capitán, el gran jugador, el gran goleador, el grande en todo. Ese era Diego, contra Bélgica que rompió la Ley de Gravedad. Contra los piratas en la corrida memorable. Con Boca. Con Barcelona. Con ese Nápoli, tano irredento, mágico. Ay Dios, donde puede entrar lo que no tiene lugar. ¿Dónde van Dios: aquellos que quemaron el dolor? Igual todo eso tan grande, tan inmenso se resumía en eso de querer a su mamá y a su papá. A su familia. Con todo lo que haya para decir, para querer, y para amar.

¿Qué más quiero en este día que estés acá? ¿Qué más quiero decirte algo donde quiera que estés, Diego? Cuando se le paró de manos a todos en Italia. Cuando les tiró esa frase que salió de parte de los millones y millones de argentinos, como bronca, como rabia que se materializó en ese "Siamo Fuori".

Creo sinceramente como Argentino, encontrarme en una encrucijada. No creo que de acá para adelante podamos experimentar algo que tengo que ver tanto con el amor que tuvimos para con este Diego, y él para con nosotros. ¿Por ejemplo? La jeringa que rompió ese tobillo en el Mundial ´90. Cualquier otro terrenal llora a mares por meses, se hace encima y deja todo para vender zapatillas o camisetas. Diego lo rechazó, porque Diego se paró, Diego dijo que se puede, que podemos, y que, encima, lo logramos. Le pintamos la cara a todo el mundo. De las mil formas. Con Diego, levantando nuestra bandera.

No hay lugar en su historia, donde no esté el darle todo. Hace poco repasaba no sólo el partido contra Australia, por el repechaje, donde tuvo que esforzarse desde su pose, desde como salía a la cancha, donde tuvo que plantarse nuevamente. Volvió y fuimos al Mundial ´94 con el MARADÓ, MARADÓ, y después ese Mundial, la FIFA, y "me cortaron las piernas". Que duro, escribir todo esto, mirar tus fotos, y saber que no voy a verte nunca más. Que no vamos a poder verte nunca más, que ya no estarás. ¿Te acordás en el balcón de la Casa Rosada? Haciendo la "V", con esas bermudas azules. Que divino. Era D10S.

Nadie puede estar a la altura de lo que acaba de pasar este 25 de Noviembre de 2020. Es imposible, no hay lugar. No se puede dimensionar. Entre tantas de las cosas que pensé fue que hoy, en este día, me di cuenta que hacia tanto que no lloraba y hoy, después de tanto tiempo, lloré por Diego.

¿No era que los dioses no morían? ¿Dónde está la verdad? ¿Dios ha muerto? ¿Se fue para siempre la magia y la poesía: en Oxford haciendo jueguito con una pelota de ping pong?

Y sí tuvimos hago por Malvinas, fue por Diego.

Diego quemó el miedo.

Diego demostró que todo es posible.

Diego, hermano, hasta la Victoria Siempre.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar