COMUNIDAD NEP banner

Un reclamo legítimo se enturbia con aprietes inadmisibles

Derechos Humanos 09 de septiembre de 2020 Por NEP Cooperativo
Un comunicado de la Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen sobre el apriete policial al gobierno provincial y nacional.
protesta-policial-2-1170x720

Los efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires son empleados públicos que, como todos los demás agentes estatales (médicos, docentes, trabajadores del Estado), reciben un salario dolorosamente insuficiente. Esta situación lleva ya, lamentablemente, muchos años, y si pensamos en lo que ocurrió en el último cuatrienio (durante la gestión de María Eugenia Vidal) el deterioro del poder adquisitivo de los salarios policiales alcanzó un 30%. Para agravar la situación, el contexto de pandemia ha privado de ingresos adicionales ligados a la prestación de servicios de seguridad en espectáculos deportivos y artísticos.

Reconocida la justeza del reclamo por mejoras salariales y de condiciones laborales en materia de recursos materiales, hay que repudiar enfáticamente las maneras en que se está llevando a cabo la movilización de policías bonaerenses. Es inadmisible que estén rodeando la quinta de Olivos, desde hace varias horas, con una ostentación de patrulleros y armas reglamentarias. ¿Qué pretenden allí, si sus reivindicaciones gremiales están dirigidas al ministro de Seguridad provincial Sergio Berni y al Gobernador Axel Kicillof? ¿Están "apretando" al Poder Ejecutivo Nacional? ¿Qué pretenden, agitando banderas argentinas mientras se insubordinan frente a todas las directivas que emanan de los poderes constitucionalmente legitimados?

No es posible asistir impávidos a estas "movidas", que sospechosamente nos hacen recordar las manifestaciones aparentemente desequilibradas de Eduardo Alberto Duhalde. También impulsa las peores sospechas haberla visto a Florencia Arietto (muy cercana a la ex ministra de Seguridad de la Nación y actual presidenta del PRO, Patricia Bullrich) adelantando el domingo 6 lo que iba a pasar a partir del lunes, con "movilizaciones policiales" que no podía describir en ese momento, pero que parece que conocía muy bien (aún sin ser vidente). Y no deja de sorprender la desvergüenza increíble de Juntos por el Cambio de la provincia de Buenos Aires, que en un comunicado le pide al Gobernador Kicillof la solución inmediata del desastre que la gestión de Vidal hizo con la fuerza de seguridad provincial (uno más entre todos los sectores afectados por ex Cambiemos bonaerense). 

Los policías bonaerenses rodeando la Quinta presidencial de Olivos, y hasta negándose a ingresar a dialogar con el Presidente de la Nación (porque no se los deja entrar con cámaras de televisión, ¡y reclamando que Alberto Fernández salga a la vereda a hablar con la multitud amotinada!), constituyen una representación pura y dura de la desestabilización, que sectores antirrepublicanos instigan y fomentan. Es una pena que los justos reclamos salariales que deben llevar adelante los policías de nuestra Provincia sean objeto de la vil utilización que los opositores antidemocráticos (dentro y fuera de esa fuerza de seguridad) están dispuestos a ejercer, echándole nafta al fuego. Si quieren poner en jaque el sistema democrático en la República Argentina, sepan que seremos millones lxs ciudadanxs dispuestxs a defender las instituciones y el mandato del voto popular, realizado hace menos de un año. 

Imagen: OESTEBA

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar