COMUNIDAD NEP banner

Un imprescindible en Plaza de Mayo

Derechos Humanos 14 de diciembre de 2019 Por
Sobre la aparición de una pancarta de Jorge Julio López en el festejo popular del 10 de diciembre.
lopez

Por Pablo Carabelli

En medio de la multitud una pancarta: “Yo también soy peronista. No se olviden de mí”.

¿A quién aludía tal cartel?

- A un militante social que, ya entrado en los 40 y pico de años, por su compromiso con la mejora de la calidad de vida de familias humildes, fue secuestrado y permaneció desaparecido durante muchos meses.

- A un sobreviviente del genocidio argentino, que guardó la memoria de lo sufrido por él y sus compañeres, en apuntes hechos con letra cursiva y dibujos, más allá de su memoria férrea, para poder volcarlos en un juicio oral (que lo encontró con más de tres cuartos de siglo de existencia a cuestas), proceso que culminó con la condena a reclusión perpetua de uno de los más asquerosos asesinos genocidas.

- A un ciudadano valiente que, antes de ser anunciada tal condena, fue nuevamente secuestrado y permanece desaparecido, hasta el día de hoy.

Del hombre representado por la efigie dibujada en la pancarta que alguien, con gran lucidez, portó este 10 de diciembre, entre medio de cientos de miles que festejaban, unos cuantos oportunistas se acordaron allá por el segundo semestre de 2017, cuando Patricia Bullrich, Pablo Nocetti y una tropa de gendarmes decidieron que Santiago Maldonado terminara sus días en las aguas heladas del río Chubut.

Les que jamás habían manifestado que les importara el militante peronista que desapareció nuevamente en democracia (el 18 de septiembre de 2006), a partir del 1 de agosto de 2017, de pronto, recordaron que había existido, y empezaron, más vale tarde que nunca, a preguntar por él, para que la desaparición de Santiago no molestara tanto al Gobierno represor de entonces.

En el marco de una fiesta popular incomparable, donde millones en todo el país sentimos que al fin recuperábamos la posibilidad de ser un país soberano, una persona, o un grupo, decidieron que había que llevar con ellos a la Plaza de Mayo el recuerdo de un compatriota imprescindible.

“Yo también soy peronista. No se olviden de mí”. Entre medio de ambas frases, el contorno de la cara y la boina que identifican a “Tito”, el albañil de Los Hornos, el ciudadano dos veces desaparecido.

Les que siempre, desde 2006, tenemos junto a nosotres, vayamos donde vayamos y gobierne quien gobierne, a Jorge Julio López, queremos expresarle a les compañeres que llevaron esa pancarta, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, simplemente: ¡MUCHAS GRACIAS! (lo mismo expresa Ruben López, hijo de Julio, al tiempo que manifiesta su deseo de saber quién llevó el cartel a la Plaza; sea quién sea, seguro que no se trata de un oportunista, sino de alguien que siente la lucha por Verdad y Justicia en lo más profundo de su ánimo).   

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar

Boletín de noticias