COMUNIDAD NEP banner

¿En que piensa Mauricio (Macri)?

Especiales 02 de octubre de 2019 Por
El recorrido por las 30 ciudades y la construcción de la épica artificial son los cartuchos que descarga el oficialismo hacia el cielo nebuloso, como pistoleros borrachos maldiciendo a la suerte maula.
MACRICARTELFINAL1 (1)

Por Jorge Cornejo/ Periodista. 

El último tramo de la campaña electoral del macrismo mezcla el discurso de la antipolítica con la caravana populista, las concentraciones choripaneras con el cajetilla de Belgrano, y la cartelería de barricada con la buena tipografía del buen diseñador. El recorrido, la caravana y el peregrinar en busca de votos o de aprobación popular no son una novedad. Todo lo contrario: son estrategias tan viejas como la política partidaria. Las últimas PASO dejaron a la big data levantando los hombros, incrédula de su propia información. Emerge, entonces, la necesidad, más hereje que nunca, de una campaña cara a cara, en pueblos y ciudades, a través de los caminos y las rutas; puede aparecer una locomotora y varios empresarios en un andén sacando el brazo para detener el tren. Hay efusión de los leales que ven en este gesto la justificación de su militancia. Funcionarios, candidatos, actores y “gente de bien” participaron y participaran de la caravana macrista que promete visitar 30 ciudades antes del 27 de octubre. El discurso de los leales y afines se viste de azul y blanco, y pregona la participación ciudadana sin banderías partidarias. No tanto para apoyar a Mauricio, que de alguna manera los defraudó, sino para evitar el regreso de la chusma que se armó en Venezuela, que a su vez depende de Cuba, y que promete usurpar segundos departamentos de los suertudos que cuentan con dos inmuebles.


Es difícil saber el resultado de esta nueva etapa de campaña macrista. Arriesgo que será más productiva que el copamiento de la agenda mediática con causas judiciales del gobierno anterior y el efectivismo trollero onanista en su versión de caricias significativas.


Desde que el Gobierno lanzó la campaña de las 30 ciudades, a través de sus medios de comunicación, se respiran los olores de la confusión estratégica. Es decir, tiene que retomar la idea de la política como algo que ellos, el oficialismo, no hacen, pero ejecutan. A la noción del político como un ente corrupto y corruptor, sumaron peligros más pedestres como la posibilidad de que les den droga a tus hijos o que vivas con miedo del miedo.


La sustitución de lo viejo por lo nuevo y la diatriba loca hacia las mayorías chocan con la propuesta populista de recorrer 30 ciudades. Pero no estamos aquí para marcar la contradicción, que en tiempos de campaña se va a dar una vuelta al bar de la esquina, sino para hacer notar que los resultados solo serán mensurables después de 27 de octubre. No antes. Aunque Macri prometa nuevas medidas para 2020 o 2021, lo cierto es que las condiciones económicas objetivas son las mismas que antes de las PASO. Es decir, si todos votamos con el bolsillo, el efecto de la caravana de las 30 ciudades tendría que operar en la conciencia de los soberanos de una manera mística que los induzca a modificar su voto. No me la juego. Solo espero que nuestro presidente visite todas las ciudades y pueblos que pueda antes de las elecciones de octubre.

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar

Boletín de noticias