COMUNIDAD NEP banner

Siempre tengo a mi lado a mi Dios

Especiales 14 de septiembre de 2019 Por
Qué Diego esté en La Plata, y en Gimnasia, es el dato ineludible, inabarcable, impresionante de este siglo que recién comienza. Quedará tallado por siempre su nombre, su número y sus rulos en esta ciudad y, cómo lo sabemos, será capaz de hacerlo todo: de plantarse e incomodar a los poderes, de revolcarse en la tumba de Dardo Rocha, de debatir mano a mano con los masones, de tirarle con todo a los radicales; y de pelar cualquier sable o cuchillo para enfrentarse con a quien sea ya no en Segurola y Habana 4310 7 piso, sino en alguna diagonal del Bosque, tu casa. Es el 10. Es el Diego. No exento de contradicciones, ni de privilegios. Pues, entonces, ahí viene Diego no tan encendido, con sus piernas mochas, y arqueadas, y un hablar gomoso, pero dispuesto a dar pelea, como lo hizo siempre. Un valiente. 
69881237_10157787882584314_3938631984212869120_n

Por Federico Tártara/Periodista 


El bosque de La Plata es un no- lugar por místico, y hasta por religioso. Pero también hay que decir que es académico, racionalista: el Planetario, el Museo de Ciencias Naturales, el Perito Moreno, el Zoológico, su diseño, su composición y las casas de estudio que lo rodean, y lo aprietan.

Lo contiene todo, ahí mismo, lo inexplicable.  

¿Podrían caber "los masones"? Caben sin dudas la escuadra y el compás, pero caben más que nada todos y todas aquellos y aquellas que gozan hasta el hartazgo cuando una pelota pasa la red, cuando un defensor traba con la cabeza, y cuando una destreza de piernas flacas logra que un balón pase por entre las piernas de un arquero todo-terreno.  


En este Domingo de septiembre único e irrepetible no por el número que lleva sino por lo que está pasando, deja mostrar un bosque adornado con papeletas de colores azules y blancas y un sendero que está flanqueado a ambos lados por vendedores de gorros, viceras, camisetas de Diego, de la selección, de Gimnasia, del Lobo y de Diego, de Diego en todas sus edades, cortes de pelo y acepciones. Los valores -para todos los bolsillos- no superan los 400 pesos. Una camiseta del 10 para el recuerdo trepa hasta los 600. Le Coq Sportif a la derecha del corazón en la camiseta azul del `86, misma marca francesa hoy en el D10: ¿Casualidad? 


Cerca del monumento -grafiteado en clave tripera- de Avenida Centenario e Iraola ya empiezan las vallas y la  montada. Ahí nomás hay un hombre que recibe a la multitud enarbolando una grandísima bandera azul y blanca. Se para en medio de la avenida y demuestra su destreza, empuñando el mástil y haciendo ochos en el aire. Sus hijos lo miran, atentos y orgullosos. Del otro lado, las bandas se detienen a bajarse los últimos tragos de sus jarros de vino y las latas de cerveza, antes de pasar el cordón de policías empilchados en chalecos naranja. Justo detrás del cordón uno de los primeros carteles: “De la cuna de Favaloro, de la casa de Cristina. Bienvenido Compañero”, ideal para el loop militante. 

WhatsApp Image 2019-09-14 at 20.16.58 (1)


La voz del estadio es femenina, y desde hace unos minutos anuncia que algo esta por pasar, que hay que estar preparados. No hace falta ya aclarar nada, no hay persona en La Plata que no sepa lo que hoy Domingo 08 de Septiembre de 2019 sucederá. 


La fila para ingresar al Estadio es ordenada, aunque los asistentes sientan ese mínimo apretujón, producto más de la ansiedad que de un desborde inminente. Toca, entonces, un segundo cordón, y luego ya solo quedan los trabajadores de UTEDYC que chequean los carnets, y adentro: adentro y a la fiesta.

WhatsApp Image 2019-09-14 at 20.16.20


Desde la tribuna popular se ve extendida y espléndida la bandera de la 22, y del “Loco Fierro”, o Marcelo  Amuchastegui, "Etiqueta Negra", héroe para los triperos caído bajo las balas de la gorra a principios de los 90. Fue quien le quitó el mando de la hinchada a otro inolvidable del bosque: el Negro Jose Luis, o la gran “Bestia Pop”, como lo bautizó un tal Indio Solari. Del lado izquierdo la bandera de Ensenada; del derecho, la de Berisso. Arriba, Los Hornos y otra bandera, bien al centro, que expresa con rostros los colores de una hinchada que tiene alquilado para la eternidad el Número 22, y la fecha 10 de Diciembre para festejar el Día del Hincha, tomando vino y bailando cumbia.

Facundo tiene camiseta del Napoli, desteñida, y con el 10. Ojos verdes claros, pelo entrecano y un rapado lateral que deja caer un flequillo que es necesario acomodar entre palabra y palabra. 

-Diego es el envión anímico que necesitamos para este momento. Me gusta quienes lo van a acompañar. El "gallego" Mendez no es casualidad, está puesto en ese lugar. 

-¿Qué pasa si se van al descenso? 

-Nada, volvemos. 


El cielo sigue nublado, como amaneció. Ya sabemos de antemano que Diego va a ir hacia ahí. Lo hará, luego de pasar por una manga con cara de Lobo, y tapizada de papelitos brillantes que, más tarde, cubrirán gran parte del área del arco contrario. Sale. Sale el más grande. Sale Maradona. Sale del túnel-lobo con una música de fondo que no es otra cosa que un cántico atronador mixturado con ahogos y llantos y palabras de excusas: “¿Que queres, si es el Diego?”.

De frente al 10 hay un cartel que le pone un tono y que sube por miles el tono de la épica. Mamma mía, dice así: “Pelusa: cuando estés mal, anda a donde te quieren”. La foto que acompaña es la mejor forma de Diego, el de las camisas y barba de un par de días, corte napolitano, y de un lado Tota y del otro Don Diego. Por supuesto, faltaba más, sale el sol. 


Camina, sonríe y la gente explota pero como creciendo en. Saluda, como de costado, y se sube al auto que lo va a conducir hasta el centro de la cancha. Lo espera la totalidad de los jugadores más el cuerpo técnico. Están envueltos en los últimos halos de luz de los humos blancos y azules, colores característicos de uno de los clubes de fútbol más viejos del país. 


Maradona habla. Y hablará por 8 minutos, 40 segundos. Si yo fuera Maradona. Viviría como él.         

Cuando termina y comienza el entrenamiento, ya cuando el 10 está sentado en la heladerita, Agustina, del barrio de Los Hornos, camiseta clásica del Lobo, jeans ajustados, y trenzas varias, dice: "Esto es una locura, y eso que nosotros estamos re locos". 

Comienza la canción nueva, al dedillo, esa de "Maradona" y esa de que es más grande que "el Ingles". La rapidez de las etiquetas para narrar de las hinchadas argentinas es algo que tendría que entrar ya en el libro de los Records Guinnes. Habían pasado horas del anuncio, y ya en whastapp circulaba una rima de aquellas de bienvenida al 10 a La Plata, y a la Argentina. Tema aparte también los memes alusivos. 



Maradona te permite ser, en vez de tener 


Gabriel Fernández es un periodista de los que ya no quedan. No repite: elabora. Además es tripero, peronista, y whalshiano. Es decir, tiene una coraza que bien le puede llegar a permitir vivir, por ejemplo, en la Antártida. Viaja, en el tren Roca, junto a su hijo Lautaro. Sabe lo que se está viviendo: “Han sido algunos de los días más felices de mi vida. El vínculo entre Gimnasia y Maradona, que tienen una identidad social común, es un premio que no esperábamos y que estamos disfrutando a pleno. A nosotros nos mandaron lo que queríamos. Maradona te permite ser, en vez de tener". 


Lautaro transita por la misma senda. “Maradona y Gimnasia coinciden. Y si nos vamos al descenso nos vamos todos. Me dí cuenta enseguida de lo que estaba pasando. Y de lo que significaba Diego acá. Desde el primer segundo que ya no paré, todos los días actualizando, hasta que el sueño llegó”. 


Los dos caminan, juntos, casi de la mano. Conscientes del aquí y del ahora, y de cómo se tiene que disfrutar este día que promete electrizante en este bosque siempre cruel. Pasamos por la cancha de Estudiantes de La Plata que ya está casi terminada. “Nosotros nunca estamos mirando para afuera, siempre nos miramos a nosotros”.  

Para el recuerdo queda el día que volvió Guillermo Barros Schelotto al Lobo, con 16.000 personas que lo aplaudieron cada vez que el mellizo pasaba frente a la tribuna. Y el partido a beneficio de la Cruz Roja que Diego jugó en La Plata el 09 de junio de 1997, que tuvo momentos de alto voltaje, pero que es recordado por la presencia de Leandro Román, un platense que por entonces tenia 21 años, que le faltaba la pierna izquierda que le había sido amputada por padecer un tumor en el fémur, y que ese día la rompió. ¿Arbitraje? De Florencia Romano. 

WhatsApp Image 2019-09-14 at 20.18.10

La depresión de Fontanarrosa 


Alejandro Apo tenía una cortina en “Todo con Afecto” donde Fontanarrosa contaba que trabajaba mucho de noche, dibujando las historietas, y que por ese tema le pedía a su compañera que no lo despierta sino después de las 9 AM. Decía, también, que sólo dos veces abrió la puerta de la habitación antes de ese horario: la primera, cuando el desembarco en Malvinas, y la segunda, cuando le notificó: “Diego firmó con Newell´s”, que para un sobrado hincha canalla significaba una de las peores derrotas de su vida. 


Sin lugar a dudas, que esta pequeña historieta sirve para graficar con total claridad, más allá de las clásicas defensas y ataques futboleros  folclóricos, lo que por estos momentos sienten los hinchas de Estudiantes de la Patria. Para no dar vueltas: tu vida futbolística a partir de ahora no será igual, y no podes hacer algo para revertirlo, siquiera para incidir. Hay algo de nacimiento y muerte con la llegada de Diego a La Plata. 


Y por estos días ya han pasado tantas cosas. Duele no tener un Soriano, o un Fontanarrosa, tirando algunas paredes para lograr sobresalir a los algoritmos y ganarse para siempre esos lugares trascendentales que sólo logran ocuparse con las palabras escritas, no hay otra forma. 


“De otro planeta”, dijo Pedro Troglio, en la línea que deja sin contestar el axioma “¿De qué planeta viniste?” del enorme Victor Hugo Morales que ya determinó el eje pasional Lobo- Diego (10). Se suma a la pila la promesa de Cristina en el primer partido con Racing, y los desbordes de los socios en la sede de 4 y 51. Llegaron los sponsors -se está hablando de carritos de Golf para moverse por Estancia Chica- y de todas las contradicciones que puede llegar a tener un tipo que despierta tantas pasiones, rechazos y abrazos como nadie en el mundo. Bien. Estará en una ciudad de locos como La Plata durante varios meses. Hay que caer en esa cuenta, y pagarla. 

WhatsApp Image 2019-09-13 at 17.19.59

Diego siempre lo excede todo, como lo hizo siempre. Pero no todo lo excede desde el fútbol por apilar británicos en toda una media cancha o por romper el equilibrio de la gravedad con el gol a Bélgica en 1986, sino que lo excede cuando en un par de años logra adhesiones, reconocimientos y vibras totales en Sudáfrica con nuestra selección, en Dubai, en Dorados de México, y donde él quiera y así lo desee. 

Maradona también es el que le dijo al gobierno de EEUU que "no son el sherif del condado. si ellos tienen pistola nosotros también tenemos pistola", durante una conferencia de prensa en el canal Russia Today (RT) cuando estaba juntando adhesiones para arribar a la FIFA. Ahi dijo también que "Putin después de Chávez y Fidel, con Ortega, con Evo, están en las grandes ligas. Putin es alguien que puede darnos tranquilidad a muchos en el mundo".

Cuando no lo dejaron entrar a Japón negándole la visa, en Noviembre del 2000, por los problemáticas de consumo tiró una reveladora: “Sí yo nunca les tire una bomba, no tendrían que dejar entrar a la selección norteamericana”. 

Después tres al hilo: su postura a favor de los jubilados cuando ya era el mejor jugador de todos los tiempos y caminaba por calle Corrientes como uno más sin guardia ni escolta, y con robo de gorra incluido: “bancando a los jubilados”. Después por 1994, con gorra de la Federación Universitaria de Buenos Aires, y a la educación pública. Y más tarde se la jugó con una idea que cada tanto vuelve aparecer: el Sindicato Mundial de Jugadores de Fútbol, para enfrentar a los poderosos de la FIFA, todos aquellos que lo dejaron afuera del Mundial 1994. Una proeza que tenia el acompañamiento de Zidane, Cantoná, Zanetti, entre tantos otros que ya no juegan más. 

Que dificil todo Diego.   

WhatsApp Image 2019-09-13 at 17.06.11

Una bomba recorre La Plata, la bomba 10 


Lo cierto es que una bomba ha caído en La Plata. Una bomba con el número 10 cayó en medio del bosque y desprendió sueños, esperanzas y emociones: ¿Quién puede negar eso? Si, de eso es de lo que vivimos, y más en un país como el nuestro: Argentina. 

GIF REMERA CATALEJO

Te puede interesar

Boletín de noticias